De Clint Eastwood a Michael Caine: las mejores películas para televisión

De Clint Eastwood a Michael Caine: las mejores películas para televisión

Max (Jason Bateman) y su esposa Annie (Rachel McAdams) son fanáticos de los juegos de mesa que organizan noches de juegos con regularidad para sus amigos, incluido el matrimonio Kevin (Lamorne Morris) y Michelle (Kylie Bunbury), y el tonto amigo Ryan (Billy). Magnussen). El llamativo hermano mayor de Max, Brooks (Kyle Chandler), ofrece ser el anfitrión de la próxima noche de juegos, que implicará un secuestro simulado. Según lo prometido, dos hombres enmascarados secuestran a Brooks después de una pelea organizada por expertos. Excepto que el secuestro es real y Max, Annie y la pandilla están ahora en una carrera contra el tiempo para rescatar a Brooks de los matones armados. Game Night nos ofrece una mano ganadora llena de personajes agradables, escenas estruendosas y diálogos ágiles, mientras que la química ganadora de Bateman y McAdams discurre por todas las grietas de la trama.

domingo

Going In Style, BBC One, 22.30 h

Joe (Michael Caine), Willie (Morgan Freeman) y Albert (Alan Arkin) son amigos de toda la vida, que se están suavizando en la jubilación. Durante una reunión entre Joe y su poco comprensivo gerente del banco (Josh Pais), tres hombres enmascarados con armas entran en la sucursal y roban con confianza 1,6 millones de dólares. Poco después, el antiguo empleador de los amigos anuncia que congelará las pensiones de la empresa. Joe tiene un ataque de apoplejía y decide robar la Caja de Ahorros de Williamsburg, que gestiona la liquidación del fondo de pensiones. Going In Style es un remake afectuoso de la comedia de 1979 protagonizada por George Burns, Art Burney y Lee Strasberg. El trío ganador de un Oscar formado por Freeman, Caine y Arkin luce maravillosamente en la nueva versión, intercambiando chistes cortesía del guionista Theodore Melfi, quien fue nominado al Oscar por las espléndidas Figuras ocultas.

lunes

Película de la semana

The Little Stranger, lunes, película 4, 9:00 p. M.

Ha habido tantas adaptaciones de las novelas de Sarah Waters que podrían formar un mini género por derecho propio. Affinity, Tipping The Velvet y The Night Watch se han convertido en series de televisión, al igual que Fingersmith, que también fue trasladado a la Corea de los años 30 por el director de Oldboy, Park Chan-wook, para una adaptación de pantalla grande fríamente erótica. El cine también es el vehículo preferido para esta versión de 2016 de la novela de Waters, The Little Stranger, del director irlandés Lenny Abrahamson.

Como corresponde a su condición de cineasta para ver (fue nominado al Oscar por Room en 2016), Abrahamson reúne a un elenco de estrellas y actor encabezado por Charlotte Rampling y Ruth Wilson como la imperiosa Sra. Ayres y su obediente y sensato Labrador. portando a su hija Caroline. Junto con la criada Betty (Liv Hill) y el desfigurado hermano héroe de guerra de Caroline, Roderick (Will Poulter), son los únicos ocupantes de Hundreds Hall, la pila de la familia Ayres en Warwickshire. Es el año 1947, se avecina el final de la era de la deferencia, las grandes casas aristocráticas se están derrumbando (ver Brideshead Revisited para más información) y en la vida de los Ayres llega el nuevo médico de cabecera, el Dr. Faraday (Domhnall Gleeson). Resulta que es un chico local: su madre trabajó una vez en Hundreds Hall, y en una visita allí para una feria rural en 1919 tuvo un encuentro con las ramificaciones de lo que sigue.

¿Y qué sigue? Como en la novela, nunca estás seguro. Temas de culpa, recuerdos reprimidos y una especie de ira de clase hirviendo burbujean debajo, mientras que en la superficie se desarrolla una historia que parece tener algún tipo de inquietud en su corazón. Roderick, un ex aviador que sufrió graves quemaduras en la guerra, de alguna manera incendia su habitación. Una chica visitante es atacada salvajemente por el perro normalmente helado de Caroline. Y la Sra. Ayres se convence de que el espíritu de su hija Suki está acechando la vieja casa en ruinas. Suki murió antes de que nacieran Roderick y Caroline, pero Faraday la recuerda de su desafortunada visita a Hundreds cuando era niño. El escenario está listo, como dicen.

Todo el mundo se ve miserable y también la Inglaterra de la posguerra, fotografiada por Abrahamson en una penumbra cansada y con una paleta que va del marrón desagradable al gris opaco y viceversa. Tranquilo, intenso y enigmático, The Little Stranger es un rival para su material original, y en algunos lugares lo mejora.

martes

La madre, BBC Four, 9:00 p. M.

May (Anne Reid) y su esposo enfermo Toots (Peter Vaughn) deciden visitar a sus hijos adultos en Londres. Son Bobby (Steven Mackintosh) es más o menos indiferente, pero la hija soltera Paula (Cathryn Bradshaw) está un poco más interesada. La angustia se profundiza cuando Toots muere, y May se ve envuelta en una relación apasionada con el novio casado de Paula, Darren (un Daniel Craig anterior a Bond). Escrito por Hanif Kureishi (El Buda de los suburbios, la intimidad), La madre es un retrato conmovedor y profundamente conmovedor del dolor, el deseo sexual y la falta de comunicación entre generaciones. No apto para personas que se enfadan o se ofenden fácilmente.

miércoles

Baila con un extraño, Talking Pictures TV, 21.05 h

Miranda Richardson hizo un increíble debut cinematográfico en el atmosférico drama de 1985 del director Mike Newell sobre Ruth Ellis, la última mujer ahorcada en Gran Bretaña. Ruth (Richardson) dirige un club en el Londres de la década de 1950, cuando se enamora de David (Rupert Everett), un aspirante a piloto de carreras de una familia adinerada. Comienzan una aventura apasionada, pero su romance parece condenado al fracaso, ya que él bebe mucho, tiene poco dinero y es poco probable que su familia la acepte. Sin embargo, su relación continúa, incluso cuando otro admirador (Ian Holm) instala a Ruth en un piso. Cuando parece que David ha encontrado a alguien más, Ruth se sumerge en una desesperación asesina.

jueves

The Conjuring, BBC Four, 9:00 p. M.

La película de James Wan comienza a la luz del sol con la llegada de Roger Perron (Ron Livingston) y su esposa Carolyn (Lili Taylor) a una ruinosa granja en Harrisville con sus cinco hijas. El perro de la familia Sadie se niega a ingresar a la propiedad y esa primera noche, todos los relojes se detienen exactamente a las 3.07 am. Más tarde, los Perron experimentan episodios cada vez más violentos, que aterrorizan a Carolyn y su prole. Desesperados, recurren a los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson, Vera Farmiga), quienes inmediatamente sienten una fuerza malévola. Sin embargo, para que el Vaticano autorice un exorcismo, Ed y Lorraine deben reunir pruebas incontrovertibles de esta poderosa entidad demoníaca, y así comienzan su aterradora investigación sobre la oscura historia de la granja.

viernes

Harry el sucio, canal 5, 22:00 h

En el neo-noir de 1971 de Don Siegel, un asesino trastornado que se hace llamar Escorpio afirma que comenzará a atacar a personas inocentes a menos que la ciudad de San Francisco le pague una gran cantidad de dinero. Cuando comienza a llevar a cabo su amenaza, Harry Callahan (Clint Eastwood), un policía con reputación de dureza, determinación y desagrado por sus superiores, es llamado para lidiar con la situación. Se cruza con Escorpio en varias ocasiones y se mete en problemas por romper las reglas en un esfuerzo por llevar al villano ante la justicia. Harry el sucio sigue siendo uno de los thrillers policiales más brillantemente construidos jamás realizados; no es de extrañar que haya generado no solo varias secuelas, sino también varias películas de imitación. Algunas de esas líneas también son inolvidables. ¿Te sientes afortunado, punk?

Y uno para transmitir …

El baile de las mujeres locas, Amazon Prime

Si te has rendido con el nuevo y llamativo drama de ciencia ficción de Amazon, Chaos Walking (comprensible: es un accidente automovilístico absoluto de una película), prueba esta pieza de época reflexiva, aunque melodramática, de la actriz francesa convertida en directora Mélanie Laurent, basada en ella misma. sobre la novela homónima más vendida de Victoria Mas.

Inaugurada el día del funeral de Victor Hugo en París en mayo de 1885, se estima que dos millones de personas siguieron el ataúd desde el Arco de Triunfo hasta el Panteón, cuenta la historia de la joven de alta cuna Eugénie Cléry (Lou de Laâge), cuyo De lo contrario, la vida sería una ronda de meriendas de clase alta y un “buen” matrimonio con un marido rico si no fuera por el hecho de que ella puede comunicarse con los espíritus de los muertos. En estos días, un talento así te haría ganar una serie de Netflix y un contrato para un libro. En la Francia del siglo XIX conduce al asilo: el famoso Hospital Pitié-Salpêtrière de París, para ser exactos.

Hospital aquí es un término relativo, sin embargo. Los tratamientos incluyen estar encerrado en un baño de agua helada durante horas y horas, obligado a permanecer en celdas de aislamiento o, el destino de la amiga de Eugénie, Louise (Lomane de Dietrich), hipnotizada frente a una habitación llena de hombres y pidiendo que se toque. Esta escena está basada en una famosa pintura de Andre Brouillet, Una lección clínica en Salpêtrière, que muestra al neurólogo de la vida real Jean-Martin Charcot (interpretado aquí por Grégoire Bonnet) hipnotizando a la paciente de ‘histeria’ de la vida real Louise Augustine Gleizes.

Encarcelada a su manera en Salpêtrière está Geneviève (la propia Laurent), que dirige el lugar. Aún de luto por la muerte de su hermana, Blandine, se sorprende cuando Eugénie afirma poder comunicarse con su hermana. El padre de Geneviève, que la ha educado para creer en la ciencia y lo racional, no tolera que se mencione, pero Geneviève y Eugénie llegan a un acuerdo, uno que se desarrolla en la fiesta anual de disfraces de Salpêtrière, la llamada Mad Women’s. Bola.

Hay algunas escenas preocupantes en las que las mujeres sufren degradación y maltrato, aunque ese es el punto de la película. Lo que lo eleva son los suntuosos interiores, las fuertes actuaciones y una banda sonora inquietante del compositor israelí Asaf Avidan.


Posted : hk pool